Degeneracion macular o maculopatía

Al llegar a fases avanzadas, la Degeneración Macular Asociada a la Edad
-DMAE- dificulta actividades de la vida cotidiana como leer, cocinar, manejar y hasta reconocer a las personas a poca distancia Si su visión se torna borrosa, empieza a ver líneas torcidas o su vista se nubla con una mancha negra, no pierda tiempo y visite a un oftalmólogo, ya que puede estar presentando Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE).

Si bien estos son los síntomas más frecuentes, en ocasiones las personas tardan en notarlos porque el ojo menos afectado puede estar esforzándose más para compensar las fallas del otro. Para detectar cualquier anomalía en fase temprana, es primordial chequearse la vista con regularidad.

La DMAE es la causa más común de ceguera en personas de más de 50 años de edad. Es una enfermedad ocular degenerativa que afecta la región macular de la retina, el área responsable de la visión central, necesaria para realizar actividades de la vida cotidiana. El oftalmólogo experto en retina del Centro Oftalmológico Chuao, Kenton Perret-Gentil, explicó que, aunque la patología no ocasiona dolor, puede manifestarse progresivamente hasta producir incapacidad visual irreversible

“La persona puede notar variaciones en la calidad de su visión durante el día, como visión borrosa, percepción de líneas rectas como torcidas, un punto negro en el campo visual, sensibilidad a la luz o sensación de falta de luminosidad; además de alteración de la percepción de distancias y alturas, lo que dificulta actividades sencillas como leer, cocinar, manejar, ver televisión, subir y bajar escaleras y hasta identificar las caras de las personas a poca distancia”, detalló el experto.

La primera recomendación del doctor Perret-Gentil para mejorar la calidad de vida de los pacientes con DMAE, es consultar a un retinólogo, quien podrá diagnosticar la enfermedad luego de realizar una serie de pruebas, entre ellas la rejilla de Amsler, un test sencillo que permite detectar en fase temprana los síntomas de alteración en la mácula. También recomendó disponer una buena iluminación en el hogar y utilizar lentes oscuros para evitar la acción directa de los rayos solares.

La patología se puede presentar de dos formas: seca y exudativa o húmeda. La segunda ocurre por la presencia de vasos sanguíneos patológicos en el ojo, que exudan líquidos. Producen inflamación y alteran la forma y la función de la mácula. Aunque es menos común que la seca, el proceso degenerativo en los casos de DMAE húmeda o exudativa es mucho más acelerado.

Tratamientos para DMAE

La única alternativa terapéutica diseñada exclusivamente para el tratamiento de la enfermedad en su forma exudativa -húmeda- es el ranibizumab; su uso de ha demostrado eficacia evitando el crecimiento de nuevos vasos patológicos, al tiempo que logra cierta remisión en los ya existentes. Según el especialista esto PUEDE detener el proceso degenerativo y recuperar algunas líneas de visión.

Para concluir, el doctor Kenton Perret-Gentil, hizo hincapié en que se le debe hacer saber al paciente que no está solo, hay servicios en su entorno que le ayudarán a controlar la enfermedad, también sugirió ponerse en contacto con otros pacientes para compartir sus experiencias.

Fuente:http://www.analitica.com/va/medicinaysalud/opinion/3488922.asp

Les dejo un video que realice, éste es el enlace en youtube:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s