Preguntas y respuestas sobre los ojos…

¿De dónde sale el color?

El principal responsable es un pigmento llamado melanina. En cantidad abundante, da lugar a los ojos marrones y, cuando escasea, a los azules. Esto último ocurre porque “también existe una aportación de las fibras de colágeno que forman el tejido conjuntivo del iris”, nos explica Richard Sturm, una autoridad mundial en la genética del color de ojos, pelo y piel. Esas fibras no aportan color, “son proteínas estructurales que dispersan las longitudes de onda azules de la luz hacia la superficie”, añade Sturm, y explica que los verde-avellana: “Son el resultado de las diferencias en la distribución o la cantidad de ese pigmento”. Las variaciones de esos elementos dan lugar a una inmensa diversidad de tonalidades.

¿Puede indicar enfermedad?

Igual que en la piel, la melanina del iris ejerce una protección ante la radiación ultravioleta. Por eso, se ha comprobado que los iris más claros son más propensos a las cataratas y a la degeneración macular. En el caso del cáncer de ojo, el equipo de María Antonia Saornil, miembro de la Unidad de Tumores Intraoculares del Hospital de Valladolid, ha comprobado que esa relación no es válida en todo el mundo: “En los países nórdicos, donde se ha realizado la mayoría de los estudios,el 80% de los pacientes de melanoma ocular tienen iris azules o grises, pero en España ocurre a la inversa: el 80% tiene ojos marrones o verde-avellana”. Igual que en la piel, la melanina del iris ejerce una protección ante la radiación ultravioleta. Por eso, se ha comprobado que los iris más claros son más propensos a las cataratas y a la degeneración macular. En el caso del cáncer de ojo, el equipo de María Antonia Saornil, miembro de la Unidad de Tumores Intraoculares del Hospital de Valladolid, ha comprobado que esa relación no es válida en todo el mundo: “En los países nórdicos, donde se ha realizado la mayoría de los estudios,el 80% de los pacientes de melanoma ocular tienen iris azules o grises, pero en España ocurre a la inversa: el 80% tiene ojos marrones o verde-avellana”.

¿Cómo se hereda el color de ojos?

En el cole aprendimos que este rasgo depende de un gen, dominante para el marrón y recesivo para el azul, por lo que dos progenitores de ojos azules nunca tendrán un bebé de iris castaño. Pues no es tan sencillo. Según el investigador australiano Richard Sturm: “El principal responsable de la gran variedad de colores es un gen llamado OCA2, pero hay otros genes implicados en el proceso”. OCA2 expresa una proteína que participa en la producción de melanina. Si un bebé hereda un alelo (versión) potente de OCA2, probablemente mirará en marrón, y si sus alelos son más débiles, lo hará en azul. Pero puede que haya otros genes distintos que compensen el grado de producción de melanina definido por OCA2. De la interacción de todos ellos se derivan los múltiples tonos posibles y que unos padres ojiazules sí puedan tener bebés de mirada castaña.

¿Son los espejos del alma?

Más bien, la ventana a la que asoman todas nuestras emociones, nos guste o no. Su lenguaje implica a todos sus elementos: párpados, cejas, pupilas… El estadounidense Eckard Hess investigó la relación entre las variaciones involuntarias en estas últimas y nuestras sensaciones: se dilatan por placer o interés, se contraen ante lo desagradable y cuando sufrimos un shock se abren, para después cerrarse de inmediato. La frecuencia del parpadeo, la dirección y fijeza de la mirada, y el arqueo de las cejas forman también parte del repertorio.

¿El tono varía con el tiempo?

Según la oftalmóloga María Antonia Saornil, una vez que se ha definido el color del iris, entre los tres y los seis meses de edad, durante el resto de la vida: “Tiene que ser estable y no tiene por qué cambiar, a menos que se atrofie por alguna enfermedad o aparezcan lunares”.
Quienes no estén conformes con la herencia que les ha tocado, siempre pueden recurrir a las lentillas de colores y, si se atreven y les merece la pena, incluso a la cirugía. Una intervención, que también se utiliza para subsanar malformaciones, introduce un implante de fibras sintéticas que puede modificar el color del iris.

Fuente: http://www.quo.es/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s