Bicicletas para ciegos…

Las bicicletas también son para los ciegos. Después de 20 años de trazos sobre el papel y “un gran esfuerzo personal”, el inventor onubense Faustino Blanco ha presentado este miércoles en Huelva la primera bicicleta adaptada para invidentes, un prototipo realizado en colaboración con Carlos Agudo, ingeniero y redactor técnico de patentes, y que una empresa cordobesa está ya interesada en comercializar.

El vehículo consiste en la unión en paralelo de dos bicicletas gemelas a través de unas series de anclajes ubicados en el manillar, sillín y parte trasera, que permite que las dos bicis se muevan al unísono. “De esta manera, el invidente sólo tiene que pedalear mientras que la persona que le acompaña conduce como si se tratase de una bicicleta normal, ya que cuenta con un eje de dirección que se adapta a los manillares como si el de un coche se tratase”, ha explicado Carlos Agudo.

El inventor de este prototipo, quien se ha paseado por las calles del centro de Huelva montado en su bicicleta para demostrar su “robustez y seguridad”. Además, ha explicado que lo que le ha empujado a idear y “pelear durante muchos años” hasta construir este ingenio es ofrecer “a millones de ciegos de todo el mundo la posibilidad de gozar montándose en una bici”.

“No se puede explicar la sensación que puede sentir un ciego total que jamás se ha dado un paseo en bicicleta. Creo que le va a dar mucha vida porque se va a sentir autónomo”, ha destacado Blanco.

Además de invidentes, esta bicicleta bautizada por su creador como BMHU2011 ­–nombre formado por las iniciales de sus dos apellidos, las primeras letras de Huelva y el año de su creación–. También está diseñada para su uso por personas mayores, con problemas de movilidad para mejorar su rehabilitación, discapacitados “o simplemente para aquellos que tienen fobia y nunca se han atrevido a montarse en una bicicleta”.

La firma cordobesa JR Importaciones, ubicada en Palma del Río, ya se ha interesado en comercializar este singular vehículo. “Sin ni siquiera ver el prototipo y tras facilitarme algunos materiales, ya me ha puesto en contacto con una empresa china que quiere fabricarla, pero yo deseo que se haga en España y, si puede ser, que las primeras promociones nazcan en Huelva”.

Un reto personal

Detrás de esta primera bicicleta para ciegos hay una historia de constante superación personal. Su inventor, Faustino Blanco, tiene una incapacidad visual del 93% y es jubilado de la ONCE donde ha trabajado buena parte de su vida.

Fue en la sede de Huelva de esta organización donde en 1992 dio a conocer su idea, pero el proyecto quedó aparcado a raíz de la prohibición de la Dirección General de Tráfico de circular en paralelo. Nada más cambiar la norma, Blanco retomó el reto.

“Han sido muchos años de esfuerzo personal y que están por encima de los gastos económicos. Lo que me mueve no es querer lucrarme ya que hasta cierto punto lo hago de forma desinteresada. Yo hago el invento y el fruto que me pueda reportar va a ser siempre revertido porque los minusválidos aún carecen de muchas cosas”, ha asegurado.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/08/10/andalucia/1312993809.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s