“Evaluadores sensoriales”, un equipo de ciegos que hace control de calidad

Son un grupo de diez personas disminuidas visuales entrenadas y contratadas por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial. Desde hace más de dos años, fiscalizan a ciegas los productos que se comercializan en supermercados.

Desde la norma ISO 9000 hasta el clásico “lleve estos, doña, que están frescos”, la confianza en los productos que consumimos se sustenta en señales aprendidas culturalmente o a partir de malas experiencias y, por lo general, ese sentido común hace que compremos a ciegas. Sin embargo, y contrariamente al dicho, en un país de (consumidores) tuertos, los ciegos son reyes.

Son diez personas entrenadas y contratadas por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) para evaluar la calidad de leches, mieles y papeles higiénicos, entre otros productos. Son técnicos, aunque no por haber estudiado sino por condiciones naturales: ellos sienten aquello que los videntes no podemos.

No se trata de una fiscalización de los productos que ofrece el mercado. Los resultados sirven como un dato más en la búsqueda del cumplimiento de los estándares de calidad, tarea que además involucra a otros sectores del INTI, que controlan que en las etiquetas figure la información necesaria o que los envases contengan la cantidad o el peso correctos.

Haydée Montero, jefa del laboratorio de Evaluación Sensorial del INTI-Lácteos, explicó a Tiempo Argentino cuál es la ventaja de contar con este equipo: “Tienen una mayor capacidad de concentración porque, como no tienen la capacidad de ver, en algunos análisis tienen una mejor performance, ya que el sentido de la vista muchas veces juega una mala pasada, por ejemplo, si ves algo muy oscuro, pensás que es más duro que algo más claro.”

El panel está conformado como lo pide la norma IRAM: personas de ambos sexos y diversos rangos de edad. Y el éxito que tuvieron durante los primeros trabajos no pasó desapercibido. Así, el panel de ciegos empezó a trabajar para otros centros del INTI. “Desde el año pasado comenzamos a analizar textura y olor de los papeles higiénicos”, cuenta Haydée. El olfato es otra de las armas de este equipo de notables, que encontraron en esta oportunidad un camino para tener su casa propia o salir de situaciones de emergencia como la venta ambulante o la mendicidad.

“Como empleadora de personas con discapacidad, digo que se puede, pero hay que tener predisposición, perseverancia y paciencia”, enfatiza la jefa del panel. “Hay que estar preparado para armonizar al grupo y sacar lo mejor de cada uno, porque se trata de gente muy golpeada, que detrás del problema visual, por lo general, tiene problemas de enfermedades, abandono, maltrato. Ellos tienen muchas condiciones, pero hay que darles las posibilidades y también exigirles, porque cuando hay posibilidad también hay responsabilidad.”

Fuente: http://tiempo.elargentino.com/notas/evaluadores-sensoriales-equipo-de-ciegos-que-hace-control-de-calidad

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s