Glaucoma y su tratamiento…

Afirman que el incumplimiento del tratamiento del glaucoma puede causar ceguera

Las fallas en el cumplimiento del tratamiento del glaucoma es uno de los principales factores de riesgo que pueden desencadenar cuadros de ceguera después de los 60 años, reveló hoy un informe del Congreso Panamericano de Oftalmología, que se realizó en la Ciudad de Buenos Aires.

Antonio Martínez, oftalmólogo español de la Universidad de Santiago de Compostela, alertó en el encuentro médico que “el hecho de que el glaucoma sea una enfermedad crónica y asintomática propicia el incumplimiento del tratamiento por parte del enfermo”.

Martínez destacó que “los oftalmólogos somos conscientes de que la utilización de colirios por parte de personas mayores con discapacidad visual y, además, otros problemas asociados a la patología propicia el mal cumplimiento del régimen terapéutico”.

Añadió que esa situación genera “el agravamiento del glaucoma” que, cuando está muy avanzado, “puede causar ceguera”.

El glaucoma es un grupo de enfermedades de los ojos que tienen como condición final una neuropatía óptica que se caracteriza por la pérdida progresiva de las fibras nerviosas de la retina y ocasiona cambios en el aspecto del nervio óptico.

Las patologías comprendidas dentro del glaucoma se asocian fundamentalmente a un aumento de la presión del líquido del interior del ojo, cuyo avance provoca pérdida de la visión.

La edad que suele manifestarse el glaucoma es después de los 40 años, por eso su detección a tiempo a través de una consulta al oftalmólogo es fundamental, para controlar su progresión.

En Argentina no hay estadísticas oficiales sobre la enfermedad, pero los datos difundidos en el congreso, revelaron que en el país hay más de un millón de personas afectadas por glaucoma.

El tipo más común de glaucoma en Argentina es el denominado de ángulo abierto, cuyo tratamiento consiste en la utilización de colirios que bajan la presión ocular, pero hay casos en los que debe recurrirse a la cirugía.

Martínez, en el informe presentado en el simposio, puntualizó que “existe una sola manera de prevenir el impacto del glaucoma sobre la calidad de vida del paciente: diagnóstico en estadios iniciales de la enfermedad, correcto seguimiento y, por último, una adecuada utilización del tratamiento por parte del enfermo”.

Indicó que “el paciente debe acudir en forma periódica a realizar controles para que el diagnóstico de la enfermedad pueda hacerse antes de que se produzcan importantes alteraciones funcionales”.

Insistió en que “es fundamental identificar la progresión y para ello hemos de realizar pruebas periódicas y establecer criterios para poder detectar el avance de la enfermedad lo antes posible”.

Reconoció “en cuanto al tratamiento, que el hecho de que parte de su eficacia dependa de la correcta administración por parte del enfermo es una barrera importantísima”.

El uso de medicaciones sin conservantes, que son sustancias que pueden afectar el cumplimiento del tratamiento del glaucoma por sus efectos no deseados, fue uno de los temas abordados en el congreso oftalmológico.

En ese sentido, se destacó la aparición de nuevos colirios sin conservantes que mejoran la tolerancia al tratamiento y por lo tanto la persistencia de los fármacos, para poder controlar la presión intraocular y evitar el avance del glaucoma.

Fuente: http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=230024&id=435634&dis=1&sec=4

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s